De africana solo tengo la piel

“Yo no me he criado en África, sino en España desde los 3 meses. No tengo ningún lado africano que sacar. Tengo sólo el físico, el color de piel, pero el alma africana lo he tenido que trabajar para la película”.
http://www.larazon.es/cultura/berta-vazquez-de-africana-solo-tengo-la-piel-el-alma-negra-lo-he-tenido-que-trabajar-para-palmeras-en-la-nieve-NN11585239#.Ttt1GBXHi7Lt0kK
 
Después de la entrevista de Berta Vázquez en el periódico La Razón, vi algún que otro estado en Facebook criticando sus declaraciones. La verdad es que todas las reacciones negativas respecto a esa entrevista que he leído o escuchado provienen de gente negra, y lo entiendo. Berta es la protagonista de una súper producción dedicada a la época de la colonia en Guinea Ecuatorial, y sobre la tribu bubi, en una etapa polémica de la historia española con su colonia. Es algo muy novedoso en España y muchos recibimos la película con ilusión y una buena dosis de escepticismo.

Berta está en el punto de mira de la comunidad negra de España desde su papel de Bisila en Palmeras en la Nieve, para lo bueno y para lo malo. Muchos la admiran, puesto que es su primer papel protagonista en el cine y se ha tomado muchas molestias para meterse en el papel. Intentar copiar el acento bubi de Guinea e incluso aprender bubi, en mi opinión, son las más destacables. El bubi no es un dialecto fácil y Berta se entrenó bastante para que fuese lo más real posible dentro de sus capacidades, y no podemos más que aplaudirla por ello. Sin embargo, para otros, no está utilizando su puesto o su influencia momentánea como debería. Comentarios como el de “el bubi es un código” que hizo en el Hormiguero y declaraciones como la de “no tengo ningún lado africano que sacar” tocan el lado sensible de más de uno, y hacen pensar que no se toma lo suficientemente en serio su poder mediático y lo que representa que una chica negra esté en el lugar en el que ella está.

Pese a que puedo entender a toda esa gente que es bastante critica con ella, o debería decir con sus declaraciones, creo que deberíamos todos hacer un ejercicio de reflexión y practicar lo que seguramente nos enseñaron a todos de pequeños, lo de no juzgar sin conocer.

Berta no es africana, Berta no conoce sus orígenes africanos. Berta lleva en la piel los rasgos de su origen, rasgos que no puede borrar y que la identifican, pero son solo eso, rasgos. Berta no conoce la cultura, la lengua, la geografía, la forma de vida, las creencias, ni ninguna de las cosas que hacen a un africano sentir que proviene, que pertenece a esa tierra.  Ella conoce Europa, en particular España y su modo de vida, cultura y lengua, y es donde ella siente pertenencia.

Su herencia genética está reflejada en su cabello, su piel, su boca, todo lo que la identifica como quien es, la identifica y la ata al continente africano, un continente que desconoce. No podemos culparla por no sentirse africana, uno no puede sentirse algo que desconoce. Sí, hay gente que, sin haber puesto un pie en África, conoce su cultura y sus origines, los celebra y los exalta, pero no todo el mundo es igual; los hay que han sido expuestos desde la infancia a la cultura africana y no han conseguido impregnarse de ella, les es ajena, y pese a que puede que la aprecien, no la identificarán nunca como propia. No conocemos sus circunstancias, no conocemos como se ha criado ni como ha vivido sus raíces. Los padres juegan un papel muy importante en como los hijos viven sus orígenes. Si como padre, nunca has mostrado a tu hijo la cultura, la forma de vida, tu visión de tu país, no puedes culpar a tu hijo si no lo aprende solo. Hay niños curiosos, que sienten que son diferentes y sienten curiosidad por aquello que les diferencia; pero también hay niños que se adaptan a su ambiente, que no se cuestionan algo que forma parte del pasado y que ni siquiera es su propio pasado, que deciden mirar hacia delante y no buscar algo que, en el fondo, no se les ha perdido.

Los afroespanoles vivimos dos culturas al mismo tiempo. Vivimos entre la cultura europea y la africana, a caballo entre las costumbres de aquí y las de allá, adaptándonos a ellas y creando una mezcla que hacemos nuestra y se convierte en nuestra propia cultura. Pero a veces, nos falta una figura, y nos criamos de lleno en una de las dos culturas, sintiendo que ese es el estado natural de las cosas, la normalidad; y de repente nos critican, nos dicen que hemos abandonado una parte de quienes somos, una parte que por otro lado nos es desconocida, algo que para los demás sin embargo es evidente a simple vista. Es ahí cuando algunos decidimos cuestionarnos quienes somos e indagar y otros decidimos que la interpretación es libre sí, pero la vida es nuestra y no tenemos que justificarnos ante nadie.

Yo solo creo que antes de juzgar la postura de alguien respecto a sus orígenes, ya sea negro o mulato, debemos antes abandonar los prejuicios y entender la historia de cada persona. Es duro que te pongan encima un peso que no has pedido y que no sabes llevar por el color de tu piel.

Para mí, que Berta no destaque sus orígenes y quiera ser conocida como una actriz española es positiva para todos nosotros. En el siglo XXI nadie puede pretender ya que todo español sea blanco, de preferencia moreno y de bronceado rápido. España se está convirtiendo en un popurrí cultural y Berta en el fondo, solo es una chica española más, cumpliendo su sueño de ser actriz. Que no la vean, ni la identifiquen como actriz africana o de origen africano es positivo. Es evidente que tiene origines distintos a los de la mayoría, lo lleva en la piel, pero se la debe de ver como a todas las demás, sin que sus orígenes eclipsen el hecho de que ella es, ante todo, una actriz española.

Una persona, sea del origen que sea, que se ha criado desde pequeña en España, sumergida por completo en su cultura, es española, y que dejemos de identificar rasgos con procedencia sería un avance para todos. Apreciar la diversidad sin encasillarla es el objetivo. No pequemos de lo mismo que Francia, y en menor medida Inglaterra, países que se empeñan en buscar hasta el más recóndito origen de sus ciudadanos creando una separación innecesaria, pues les unen más cosas de las que les diferencian. Los orígenes y la procedencia deberían ser solo un ejemplo de diversidad y riqueza cultural de la que podemos empaparnos. Deberíamos apreciar la diversidad y olvidar los prejuicios.

Aprovecho y os dejo un link de otra entrevista suya para la publicación online Barnafotopress.

http://barnafotopress.com/2016/01/24/el-disenador-manolo-blahnik-presente-en-la-17a-edicion-del-080-barcelona-fashion%e2%80%8f/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s